Untitled Document
Inicio  |  Contáctenos
  Untitled Document
ACERCA DE IADS PROGRAMAS Y PROYECTOS CAPACITACION CURSOS Y SEMINARIOS NOTICIAS LINKS de INTERES
IADS EN LOS MEDIOS


Noticias | Noticias
25-03-2009
El petrleo que comemos

La agricultura americana ha pasado de producir 2,3 caloras de alimento por cada calora de origen en combustibles fsiles en 1940, a producir en la actualidad 0,1 caloras de alimento por calora de combustible.

 

istockphoto 
Produccion agricola

La agricultura mundial es hoy mucho ms dependiente de la energa proveniente de los combustibles fsiles de lo que era hace medio siglo, si bien en trminos de coste es indudablemente mucho ms eficiente.

Es poco conocido, pero los ciudadanos del mundo rico comemos petrleo. No cocinado, evidentemente, sino en los productos que nos comemos. Es obvio que la produccin agraria necesita del trabajo de los tractores y las mquinas agrcolas, que consumen en combustible entre un 5 y un 10% de los costes variables de la produccin de trigo, maz o guisantes.

Aunque el rendimiento energtico de la agricultura sea relativamente bajo, no parece claro que se pueda mejorar a corto plazo. No hay que olvidar que, en gran medida, la demanda energtica indirecta ms importante es la produccin de fertilizantes nitrogenados.  En su produccin, el gas natural viene a representar entre el 40 y el 50% del coste de produccin, y la correlacin entre el precio del gas y el precio del fertilizante es con un retardo de tres meses prcticamente

El profesor Garca Olmedo ha estimado que para satisfacer las necesidades de nitrgeno de la agricultura mundial empleando estircol del ganado, haran falta ms de 14.000 millones de vacas. Por tanto, la opcin de la fertilizacin orgnica es absolutamente inviable, lo que sin embargo no excluye la necesidad de un aprovechamiento ms eficiente de la fertilizacin orgnica de origen animal.

Para satisfacer las necesidades de nitrgeno de la agricultura mundial empleando estircol del ganado, haran falta ms de 14.000 millones de vacas.

Sin la fertilizacin inorgnica no podemos producir la soja y el maz que necesitamos para alimentar a los animales que nos comemos, de ah que no podamos eludir el petrleo para casi nada de lo que se nos expone en los supermercados. De esta forma, despus del transporte, la agricultura es el sector que ms combustibles fsiles necesita, y en consecuencia uno de los que ms emisiones de gases de efecto invernadero emite a la atmsfera.

Debemos preocuparnos los ciudadanos de a pie porque nuestras fuentes de alimentos tengan tanta dependencia del petrleo? Si es as, qu podemos hacer para reducirla?

En los pases desarrollados, una familia media gasta entre el 10 y el 20% de su renta en alimentarse; una pobre ms del 50%. El encarecimiento del petrleo del ao 2008 produjo un repunte del IPC de los alimentos que globalmente se puede estimar en el 7%. Ha habido familias en los pases desarrollados a las que este repunte ha producido un dao en su poder adquisitivo. Pero el encarecimiento de los alimentos difcilmente ha puesto en peligro la calidad de su dieta, aun cuando hayan tenido que reducir el consumo de vinos, carne de vacuno, pescados de calidad o productos muy elaborados, si es que antes los consuma. Considerando que hay 1.000 millones de personas que pasan hambre, la elevacin del precio del arroz, el trigo o el maz, y la subsiguiente crisis alimentaria ha producido daos dramticos.

Resulta que el encarecimiento de estos productos bsicos, de los que depende la alimentacin de la poblacin ms pobre, ha coincidido en el tiempo con el encarecimiento del petrleo, si bien ste no ha sido el nico factor responsable. Sin embargo, el componente energtico de la agricultura de subsistencia es al menos un orden de magnitud menor que el de la agricultura convencional. Si en frica la media de fertilizacin es de tres a cinco kilogramos de fertilizante por hectrea cultivada, en Europa superamos los 100 kg (en Espaa es de unos 50 kg); algo parecido sucede con la mecanizacin o el uso de energa elctrica.

Si en frica la media es de 3 a 5 kg de fertilizante por hectrea cultivada, en Europa superamos los 100 kg (en Espaa es de 50 kg); algo parecido sucede con la mecanizacin o el uso de energa elctrica.

En consecuencia, los ciudadanos afluentes del mundo sufrimos muy ligeramente el alza de los precios de los alimentos, y somos poco vulnerables, en trminos de renta y tipo de dieta, al efecto que el precio del petrleo tiene sobre nuestra cuenta de gasto en alimentacin. Sin embargo, los ms desposedos de la tierra sufren con todo el dramatismo que podamos imaginar una subida del precio del arroz del 400%, como ocurri en el otoo de 2008.

Lo que parece claro es que el mundo necesita multiplicar al menos por dos su cuenta de energa para poder alimentarse, lo que supone una presin adicional sobre la demanda de petrleo. Y ello es as, porque, por el momento, no hay una alternativa tcnica disponible que permita el aumento de produccin de alimentos de la escala que el mundo necesita sin emplear fertilizantes inorgnicos de sntesis. No hemos concebido todava tcnicas de produccin agraria que no tengan la dependencia del petrleo que tenemos ahora y que permitan a la humanidad alimentarse.

Qu se puede hacer? Siempre decimos lo mismo: la carne de vacuno proporciona la protena crnica de peor eficiencia energtica, con mayor huella hdrica y con mayores emisiones de GEI de todas las disponibles. Hagamos como Abraham Lincoln, "la carne como acompaamiento de un plato eminentemente vegetal, no al revs". Adems, podemos centrar nuestra base de alimentacin en frutas y hortalizas, productos frescos, de temporada, y cuanto menos elaborados, mejor. Y finalmente, compremos y pidamos slo lo que nos vamos a comer.

*Alberto Garrido es profesor de Economa y Ciencias Sociales Agrarias de la E.T.S de Ingenieros Agrnomos, de la Universidad Politcnica de Madrid. (Las conclusiones y puntos de vista reflejados en este artculo son responsabilidad nicamente de su autor y no representan, comprometen, ni obligan a las instituciones a las que pertenece).

Fuente: Ecofield.com (Soitu.es  - Espaa / Por Alberto Garrido)

Untitled Document
 
 
con quienes cooperamos
Red de Informacion en Produccion y Consumo Sustentables para America Latina y el Caribe
  INSTITUTO ARGENTINO PARA EL DESARROLLO SUSTENTABLE Asoc. Civil
 
ICLEI Latinoamerica Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente MERCOSUR Agencia de Cooperacion Alemana GTZ Consumidores Argentinos