Untitled Document
Inicio  |  Contáctenos
  Untitled Document
ACERCA DE IADS PROGRAMAS Y PROYECTOS CAPACITACION CURSOS Y SEMINARIOS NOTICIAS LINKS de INTERES
IADS EN LOS MEDIOS


Noticias | Noticias
12-11-2010
Las siete erres del consumidor sustentable

Reflexionar, Rechazar, Reducir, Reutilizar, Reciclar, Redistribuir y Reclamar. Los consumidores que asumen estas siete acciones contribuyen a conservar el medio ambiente, a lograr un mundo ms equitativo y, de paso, ahorran dinero. Varios consejos sencillos de realizar harn posibles estas siete erres del consumidor "verde".

Por Alex Fernandez Muerza 

Reflexionar

Los consumidores ecolgicos son reflexivos y crticos. Reconocen que los seres humanos, como los dems seres vivos, forman parte de un todo interrelacionado: la naturaleza. Cualquier accin que antepone a los seres humanos en detrimento de la naturaleza repercute de forma directa o indirecta en el bienestar humano actual y el de las generaciones venideras. La informacin y la educacin ambiental son claves para que los ciudadanos puedan repensar su manera de consumir.

Las decisiones coherentes con esta postura son muy diversas: elegir bienes y servicios comprometidos con el medio ambiente, caminar, ir en bicicleta o en transporte pblico en lugar del coche privado, apoyar el uso de las energas renovables y huir en lo posible del uso de combustibles fsiles, consumir alimentos frescos, de temporada y cercanos, vestir ropas realizadas con fibras naturales, etc.

 

 

Rechazar

Los productos txicos, no biodegradables o no reciclables deben quedarse fuera de la lista de la compra. Este tipo de productos pueden estar en muchos mbitos del hogar y, siempre que se pueda, hay que rechazar su uso y sustituirlos por otros ms respetuosos con el medio ambiente. La limpieza de la casa o de la colada se pueden hacer de manera ecolgica sin recurrir a productos industriales.

Las etiquetas y la informacin al consumidor de los productos pueden ayudar a discernir cules hay que rechazar. Conocer bien los smbolos de reciclaje puede servir para saber si los materiales se recuperarn cuando acabe su vida til.

Algunos productos tienen un gran impacto ambiental y, por ello, conviene rechazarlos. Es el caso de los artculos que utilizan CFC, causantes de la destruccin de la capa de ozono, otros que tienen una alta huella de carbono, consumen una gran cantidad de agua virtual, causan la deforestacin de bosques vrgenes, se basan en el trfico ilegal de especies amenazadas o utilizan artes de pesca ilegales o sobreexplotan de los caladeros, entre otros. Como posibles sustitutos, se pueden consumir los productos que garantizan la utilizacin sostenible de los bosques (sello FSC) o de los recursos pesqueros (sello MSC), los productos ecolgicos o de comercio justo.

Reducir

El resultado de la frmula es evidente: menos bienes, menos gastos, menos explotacin de los recursos naturales y menos contaminacin y residuos. No hay que dejar de consumir, sino hacerlo con cabeza. Antes de adquirir un nuevo producto, conviene preguntarse si de verdad es necesario.

Los consumidores pueden reducir su impacto ambiental de muchas maneras. Al comprar, hay que evitar los productos con un empaquetado excesivo. Siempre que se pueda, hay que elegir los tamaos grandes y los productos concentrados para generar menos basuras y, a la vez, ahorrar dinero. El agua no es un bien inagotable aunque lo parezca cada vez que se abre el grifo. Diversos consejos permiten reducir su consumo sin que sufra el nivel de bienestar. De igual manera, la generacin de energa supone la utilizacin en gran parte de combustibles que generan contaminacin, como el petrleo o materiales radiactivos, y la explotacin de la naturaleza. El gasto en energa tambin se puede disminuir en casa mediante unas cuantas pautas sencillas.

Reutilizar

Prolongar la vida til de los bienes contribuye al ahorro domstico y a disminuir el impacto ambiental. Los envases o productos de usar y tirar son la anttesis de un consumo responsable y ecolgico.

La reutilizacin es posible de muchas formas. Al hacer la compra, conviene llevar bolsas de tela o de otros materiales que permitan su uso prolongado y eviten las perjudiciales bolsas de plstico. Las bateras recargables son menos nocivas que las de un solo uso. Las hojas de papel se pueden utilizar por ambos lados y las cajas de cartn se pueden aprovechar ms veces para guardar otros objetos. Los libros, los discos, la ropa, etc. se pueden intercambiar entre familiares y amigos, y tampoco est de ms darse una vuelta por los mercados de segunda mano. Lo barato sale caro, no solo para el bolsillo, sino tambin para el medio ambiente. Los productos muy baratos de mala calidad no duran nada y acaban en la basura. En su lugar, los bien elaborados se pueden reutilizar ms veces. Cuidar de manera adecuada los productos, hacer caso de las recomendaciones de los fabricantes y repararlos siempre que se pueda favorecer que duren ms. Una forma ms sofisticada de reutilizar es el denominado "upcycling", que transforma un objeto sin uso o destinado a ser un residuo en otro de igual o mayor utilidad y valor. Los consumidores logran nuevos productos y se ahorran dinero.

Reciclar

Separar los residuos de manera adecuada para su posterior reciclaje es una accin con mltiples beneficios medioambientales. Las basuras recicladas no acaban en los vertederos, cada vez ms saturados, los materiales desechados se aprovechan para elaborar nuevos bienes y, por ello, se evita la extraccin de nuevas materias primas y se reduce el consumo de energa en su elaboracin. Al reciclar una lata de aluminio, se ahorra una cantidad de energa similar a la que consume un televisor durante tres horas. Un bien con aluminio reciclado consume un 5% de la energa que necesitara si se basara en material virgen. EROSKI CONSUMER ofrece a travs de su Escuela de Reciclaje o de sus distintos artculos toda la informacin necesaria.

De manera similar, los consumidores tambin pueden practicar el compostaje, un sistema que transforma la basura orgnica en varias aplicaciones ecolgicas.

Redistribuir

Los desequilibrios entre los pases ricos y pobres no slo afectan a sus habitantes, sino tambin al medio ambiente. La humanidad ha duplicado en los ltimos 40 aos su huella ecolgica global, de manera que el consumo actual se basa en la utilizacin de los recursos de otros territorios o de generaciones futuras. Si todas las personas del mundo vivieran como un ciudadano medio de EE.UU. o de Emiratos rabes Unidos, se necesitaran ms de 4,5 planetas Tierra. La huella ecolgica de los espaoles tambin es alta: se requieren ms de tres superficies como la de Espaa. El medio ambiente y la humanidad no pueden soportar de manera indefinida este desarrollo insostenible y, por ello, hay que redistribuir el consumo de manera equitativa. Los productos con una menor huella ecolgica o basados en principios de comercio justo pueden disminuir estas diferencias.

Reclamar

Los consumidores pueden y deben tener una participacin activa en las actividades que influyen en su vida cotidiana. La ley ampara la posibilidad de reclamar y exigir actuaciones que contribuyan a mejorar el medio ambiente y la calidad de vida de los ciudadanos. Las lneas de accin son muy diversas: reclamar a las instituciones ms medidas para conservar y recuperar el medio ambiente, reclamar ms infraestructuras para poder reciclar, reclamar un mayor apoyo a los productos ecolgicos y a las energas renovables, reclamar el uso de bolsas reutilizables en los supermercados en vez de las de usar y tirar, reclamar ms productos reciclados y reciclables, reclamar ms informacin medioambiental, etc.

Los consumidores son la base del sistema productivo y sus decisiones de compra pueden modificar las tendencias del mercado. Por ello, realizar un consumo responsable es una manera indirecta de reclamar a las empresas que incluyan la variable ecolgica en sus bienes y servicios

Untitled Document
 
 
con quienes cooperamos
Red de Informacion en Produccion y Consumo Sustentables para America Latina y el Caribe
  INSTITUTO ARGENTINO PARA EL DESARROLLO SUSTENTABLE Asoc. Civil
 
ICLEI Latinoamerica Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente MERCOSUR Agencia de Cooperacion Alemana GTZ Consumidores Argentinos