Untitled Document
Inicio  |  Contáctenos
  Untitled Document
ACERCA DE IADS PROGRAMAS Y PROYECTOS CAPACITACION CURSOS Y SEMINARIOS NOTICIAS LINKS de INTERES
IADS EN LOS MEDIOS


Noticias | Noticias
27-09-2011
Hoy, 27 de septiembre, el planeta entra en dficit ecolgico

New Economics Fundation alerta de que la crisis no ha frenado la demanda de recursos naturales

Fuente 

Hoy, 27 de septiembre, el planeta  entra  en dficit ecolgico. La humanidad ha tardado menos de nueve meses en acabar con el "presupuesto" de recursos naturales que dispone para el 2011, segn los ltimos datos de la New Economics Fundation (NE), una organizacin independiente con sede en Londres.  A partir de hoy ( y hasta final de ao), la humanidad vive a crdito.

Como cualquier empresa, la Naturaleza tiene cada ao  un "presupuesto". Puede producir una cantidad de recursos, y tiene una determinada capacidad para reponerlos o absorber el volumen de contaminantes y otros impactos generados. El problema viene porque el conjunto de la humanidad consume ms recursos de los que la naturaleza puede producir anualmente y genera ms contaminantes de lo que puede neutralizar,  todo lo cual pone en riesgo el sistema natural, que es la base de nuestro sistema econmico y social, afirma la NEF.


El 27 de Septiembre, segn esta organizacin es el da en que el mundo en su conjunto entra en dficit ecolgico. Desde hoy y hasta finales del ao, la demanda de bienes y servicios  naturales slo puede ser satisfecha explotando los recursos (naturales, energticos) a un ritmo por encima de la capacidad de la Tierra para reponerlos o regenerarlos. La consecuencia de no hacerlo es una acumulacin de gases invernadero y un nivel de contaminantes superior a lo que la Tierra puede asumir. Vivir a crdito, por encima del presupuesto normal de funcionamiento, conlleva una pesada carga extra para el planeta:  cambio climtico, prdida de biodiversidad y escasez de recursos de agua, alimentos y materiales, seala esta organizacin.

Por encima de las posibilidades
"Vivimos por encima de las posibilidades ecolgicas del planeta, y eso socava los fundamentos que sustentan nuestra propia existencia sobre la Tierra", declara Aniol Esteban, jefe de economa ambiental de la New Economics Foundation. "Sin estabilidad ecolgica, no puede haber estabilidad econmica. De hecho, la crisis econmica nos muestra los riesgos y consecuencias de gastar ms de lo que uno tiene", agrega experto, para quien "las consecuencias de consumir por encima de los lmites del planeta pueden ser mayores".

"Lo que est pasando con nuestra explotacin de recursos, es como si te gastas tu salario anual tres meses antes de acabar el ao; y dependieras de tus ahorros cada vez ms. En poco tiempo, te quedars sin ahorros", agrega Mathis Wackernagel, presidente de la Global Footprint Network, la organizacin que ha popularizado la economa ecolgica calculando la huella que causan las actividades del hombre sobre el planeta.
 
La crisis no ha frenado la demanda de recursos naturales. A pesar de la recesin global, los datos indican que desde octubre de 2008, la demanda de recursos naturales por parte de la humanidad ha seguido creciendo aunque de forma ms lenta que en el periodo 2000-2008.
Estas organizaciones sostienen que una de las razones por las cuales la humanidad no ha logrado reducir el dficit ecolgico es que el actual sistema econmico  no tiene en cuenta los verdaderos impactos de la actividad econmica.

"La estabilidad de la economa, los niveles de empleo y el bienestar de los ciudadanos dependen del buen funcionamiento de nuestro sistema natural; pero nos guiamos por unas pautas econmicas que no reflejan la verdad ecolgica y social de la actividad humana", aade Aniol Esteban.

"La crisis financiera fue en gran parte motivada por querer construir un sistema que presentaba una imagen distorsionada de la realidad econmica, que no mostraba el verdadero valor (coste) de los productos. Y este es el mismo problema de nuestro sistema econmico", dice.

El clculo econmico que gua gobiernos, empresas y consumidores est distorsionado, opina esta organizacin. "Nos presentan como beneficios lo que en realidad es una prdida de riqueza para toda la sociedad. Llevar un recurso natural al colapso como pasa con los stocks de pesca, acuferos y bosques y con ello acabar con una fuente infinita de alimento, trabajo y riqueza es tenido en cuenta como un hecho positivo en el clculo del Producto Interior Bruto. Cambiar la forma en que medimos y describimos la actividad econmica es esencial para asegurar la buena gestin de nuestros recursos naturales y la provisin de bienes y servicios que nos proporcionan. El medio natural puede funcionar sin la economa pero no al revs" prosigue Esteban.
 
Planetas para mantener el ritmo de consumo actual
El nivel de dficit ecolgico se ha duplicado desde 1961. Al ritmo actual de consumo y explotacin de recursos, el planeta slo cubre dos tercios de la demanda global sin comprometer su viabilidad futura. El consumo de la humanidad sobrepasan un 50% la capacidad de regeneracin del planeta. Anualmente, consumimos los recursos equivalentes al que debera proporcionar 1,5 planetas. "Si seguimos el mismo ritmo, el nivel de consumo mundial necesitara el equivalente de 2 planetas antes del 2050", agrega los expertos de la NEF.

Desde hace aos, el nivel de consumo de la humanidad en su conjunto sobrepasa la capacidad de regeneracin del planeta, aunque esto no siempre ha sido as. Fue hace unos 25 aos cuando el planeta sobrepas un umbral crtico el punto a partir del cual la demanda de recursos ecolgicos crece ms rpido que el ritmo al cual la tierra puede proveerlos-.

La Global Footprint Network calcula que la biocapacidad de planeta se sita en 1,78 hectreas globales per cpita. Es la suma de la superficie de terreno que necesitamos si se traduce en espacio fsico para dar respuesta a nuestras necesidades (para cultivos para proveer alimentos, pastos para ganado, bosques, pesqueras, infraestructuras...) Pero nuestra huella ecolgica global per cpita es de 2,69 hectreas. El planeta en su conjunto tiene un dficit ecolgico de 0.9 hectreas globales per cpita.   Cada espaol necesita 5.4 hectreas globales para satisfacer su nivel de consumo actual, pero slo tiene un presupuesto de 1.6 hectreas; lo cual representa un dficit ecolgico de 3.8 hectreas.

 
Reparto de recursos desigual
El consumo del presupuesto natural del planeta est, adems, repartido de forma desigual entre pases. Pases como Espaa, Reino Unido y dems pases industrializados consumen su parte proporcional del presupuesto durante el primer tercio del ao y pasan a depender de los recursos del resto de pases hasta final del ao. Si la poblacin global viviera como un ciudadano de USA necesitaramos 5 planetas; si la poblacin mundial viviera como un ciudadano de Espaa necesitaramos 3 planetas, y si la poblacin global viviera como un ciudadano de India tendramos suficiente con uno.
 
Beneficios econmicos y sociales
"Bien gestionados, los recursos naturales renovables pueden ser una fuente infinita de alimentos, empleo y beneficios econmicos. Pero si son mal gestionados se pone en os en riesgo su capacidad de generar beneficios para siempre", dice Esteban, para quien cada vez ms hay ms pruebas de  que los costes de algunos recursos -la energa y los alimentos en especial- han desempeado un papel clave en la aceleracin de la crisis econmica global.


No obstante, los expertos de esta organizacin estiman que la crisis econmica y ecolgica ofrecen una oportunidad para sentar las bases de un nuevo modelo econmico que opere dentro de las necesidades de funcionamiento del planeta, que genere bienestar humano y que, a la vez, sea justo y equitativo.
 
"La Tierra nos ofrece suficientes recursos para proporcionar una buena vida a todos sus habitantes. Pero ello requerir efectuar una transicin desde nuestros modelos de crecimiento y desarrollo actuales, que son altamente intensivos en el consumo de recursos, hacia modelos que los consuman de forma menos intensa", explica Aniol Esteban.

"El modelo actual est basado en el crecimiento infinito (en un planeta finito); necesita crecer para funcionar.  Si dejamos de crecer (y consumir), la economa se colapsa, tal como estamos viendo en Espaa y en otros pases. Pero si seguimos con el mismo modelo, estamos empujando al planeta ms all de los lmites de su resistencia ecolgica. Estamos atrapados. Causamos problemas si dejamos de consumir, pero ocasionamos an ms problemas si seguimos consumiendo tal como hemos hecho hasta la fecha. La solucin pasa por efectuar una transicin hacia un modelo econmico que no dependa de este crecimiento (consumo) y que sea capaz de generar empleo, para proveernos de servicios sociales o pensiones. Se han invertido muchos esfuerzos en estudiar modelos de crecimiento y no se ha puesto mucha atencin en estudiar cmo podran funcionar un modelo distinto", agrega.

Segn la NEF, en cualquier caso, ese nuevo modelo econmico que opere dentro de las reglas ecolgicas del planeta requerira al menos estos elementos: medir y valorar aquello que realmente importa a la gente, corregir los precios para que reflejen el valor (coste) real, desarrollar nuevos indicadores econmicos y de progreso para complementar el del PIB, crear las condiciones para favorecer una actividad empresarial responsable (social y ambientalmente)  y repartir el trabajo entre la poblacin e inversin en actividades que crean valor positivo para la sociedad..

Untitled Document
 
 
con quienes cooperamos
Red de Informacion en Produccion y Consumo Sustentables para America Latina y el Caribe
  INSTITUTO ARGENTINO PARA EL DESARROLLO SUSTENTABLE Asoc. Civil
 
ICLEI Latinoamerica Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente MERCOSUR Agencia de Cooperacion Alemana GTZ Consumidores Argentinos