Untitled Document
Inicio  |  Contáctenos
  Untitled Document
ACERCA DE IADS PROGRAMAS Y PROYECTOS CAPACITACION CURSOS Y SEMINARIOS NOTICIAS LINKS de INTERES
IADS EN LOS MEDIOS


Noticias | Noticias
25-01-2013
Iniciativa Mundial sobre la Reduccion de Perdidas y el Desperdicio de Alimentos

La Organizacion de las Naciones Unidas para la Alimentacion y la Agricultura (FAO) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) lanzaron una campaña mundial para reducir el desperdicio de alimentos por parte de los consumidores, los vendedores y la industria hotelera

Fuente: noticiaaldia.com 

Dairy Info Graphic

Con esta iniciativa, denominada “Think.Eat.Save” (Piensa. Aliméntate. Ahorra), ambos organismos buscan disminuir los 1.300 millones de toneladas de alimentos que se desechan anualmente en todo el mundo, explicó hoy la FAO, con sede en Roma, en un comunicado.

La campaña “Think.Eat.Save” pretende convertirse, además, en un portal de intercambio de información (www.thinkeatsave.org) para las múltiples y diversas iniciativas en curso en todo el mundo en materia de reducción de desperdicio de alimentos.

Según los datos publicados por la FAO, a nivel mundial, alrededor de un tercio de todos los alimentos que se producen, con un valor de cerca de un billón de dólares, se pierde o se desperdicia en los sistemas de producción y consumo alimentarios.

La organización indicó que la pérdida de comida se produce sobre todo en las etapas de producción -recolección, procesamiento y distribución- mientras que el desperdicio ocurre por lo general a nivel de minorista y de consumidor, al final de la cadena de suministro de alimentos.

“En un mundo de 7.000 millones de habitantes, que aumentarán a 9.000 millones en 2050, el desperdicio de alimentos no tiene sentido ni a nivel económico, ni ambiental, ni ético”, aseguró el secretario general adjunto de la ONU y director ejecutivo del PNUMA, Achim Steiner.

Para Steiner, ello lleva implícito, además, la pérdida de toda la tierra, agua, fertilizantes y mano de obra que se necesitan para cultivar los alimentos, así como las emisiones de gases de efecto invernadero producidos por la descomposición de la comida en los vertederos y el transporte de los productos que finalmente se desechan.

Por su parte, el director general de la FAO, el brasileño José Graziano da Silva, apuntó que en las regiones industrializadas casi la mitad del total de alimentos desperdiciados -alrededor de 300 millones de toneladas al año- se debe a que los productores, minoristas y consumidores desechan comidas que todavía son aptas para el consumo.

“Es más que la producción total neta de alimentos de África subsahariana y sería suficiente para alimentar a los cerca de 870 millones de personas con hambre que hay en el mundo”, alertó Graziano da Silva, quien insistió en la necesidad reducir las pérdidas a través de mejores métodos de recolección, procesado, almacenamiento, transporte y comercialización.

La campaña busca crear conciencia en toda la cadena alimenticia, desde el productor, el vendedor y el consumidor final y propone las siguientes recomendaciones:

  1. Comprar inteligentemente: Planear las comidas, usar listas para comprar en el supermercado y evitar las compras impulsivas, que promueven las estrategias de marketing, sobretodo de alimentos perecederos.
  2. Comprar frutas así no luzcan normales: Muchas frutas y vegetales son desperdiciados porque su apariencia no corresponde a los estándares normales de consumo, se considera que su tamaño, color o apariencia no son “adecuados” y por eso terminan en la basura, cuando realmente pueden ser consumidos.
  3. Entender las fechas de vencimiento: La fecha de vencimiento es sugerida por los productores de alimentos para garantizar su calidad, sin embargo esto no quiere decir que el alimento se dañe exactamente en esa fecha.
  4. Maximice la nevera: Consuma los alimentos que están en la nevera antes de comprar más, esto ayuda a ahorrar tiempo y dinero. Siga las instrucciones de manejo de la nevera para garantizar la conservación de los alimentos. Sea creativo en el uso de recetas con los alimentos que tiene.
  5. Use su congelador: Los alimentos congelados se mantienen por mucho más tiempo, refrigere la comida que no vaya a consumir inmediatamente, por ejemplo lo que no consumió en el almuerzo.
  6. Pida porciones pequeñas: En los restaurantes puede solicitar medias porciones a menores precios.
  7. Mantenga organizada la alacena: Cocine de acuerdo a la fecha de compra, es decir, consuma primero los alimentos que compró inicialmente. Los nuevos alimentos ubíquelos en la parte trasera de la alacena.
  8. Reinvente la comida: Cuando sobre la comida una noche, úsela en una receta diferente al otro día. Pida en los restaurantes que le empaquen la comida.
  9. Donar comida: Done comida que no sea perecedera y que aún se pueda consumir a organizaciones y comedores comunitarios.

El plan inicial de esta iniciativa mundial se basa en cuatro pilares principales:

  • La colaboración entre los organismos de las Naciones Unidas con sede en Roma y otros asociados claves. Esto implica la movilización de recursos, así como la concepción y ejecución de las actividades de la iniciativa;
  • La iniciativa SAVE FOOD, cuyo objetivo es promover la creación de redes entre los interesados en la industria de alimentos (incluyendo los fabricantes de la industria del embalaje, creadores de políticas e investigadores), con miras a desarrollar soluciones para reducir las pérdidas de alimentos y desperdicio a lo largo de las cadenas de suministro de alimentos. Un componente importante es una campaña mediática que busca aumentar la conciencia de las pérdidas alimentos y del desperdicio de alimentos a nivel mundial.
  • Políticas e inversiones de apoyo basados en evidencia. Una serie de estudios de campo se llevarán a cabo a nivel regional, combinando un enfoque de cadena de alimentos para evaluar pérdidas con el análisis de costo-beneficio para determinar qué intervenciones para reducir pérdidas de alimentos producen los mejores retornos por inversión. El programa se enfocará en los sectores centrales, donde las pérdidas son conocidas por ser un problema grave: los granos alimenticios, frutas y hortalizas, raíces y tubérculos, lácteos, carne y pescado. Los estudios de campo resultarán en programas y proyectos de inversión para ejecutar acciones que reduzcan las pérdidas de alimentos.
  • Congresos Regionales SAVE FOOD. Las dimensiones de las pérdidas y el desperdicio de alimentos en las regiones serán estudiadas. Las soluciones apropiadas serán presentadas y discutidas en los congresos regionales con la participación amplia de partes interesadas, con miras a aumentar su compromiso y la movilización de financiamiento para la aplicación de programas regionales de reducción pérdida y desperdicio de alimentos.

La FAO le da la bienvenida a los socios- privados y públicos – para unirse a la iniciativa SAVE FOOD y para que brinden su apoyo al programa.

Para unirse a la iniciativa SAVE FOOD, escribir a: save-food@fao.org

SITIO WEB DE LA CAMPAÑA
  

 


Notas relacionadas:

La mitad de la comida producida en todo el mundo termina en la basura

La FAO alerta sobre el desperdicio de alimentos por parte de los consumidores

Hallazgos clave

Untitled Document
 
 
con quienes cooperamos
Red de Informacion en Produccion y Consumo Sustentables para America Latina y el Caribe
  INSTITUTO ARGENTINO PARA EL DESARROLLO SUSTENTABLE Asoc. Civil
 
ICLEI Latinoamerica Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente MERCOSUR Agencia de Cooperacion Alemana GTZ Consumidores Argentinos